Sobre el agua y el medio ambiente

Notas para el Debate Verde – Agua

La tierra girando sobre su propio eje y  desplazándose alrededor del sol en el espacio cósmico, merece llamarse planeta azul. Siete de diez partes del planeta son agua. El total de agua en la tierra se calcula en 1. 384.120 Km3. Del total el 97,39% se encuentra en los mares y océanos. El 2,61% restante es agua dulce. De esta cantidad el 77.22% se encuentra en los casquetes polares y glaciales, el 22,61% son aguas subterráneas y el 0,57% está en ríos, lagos y lagunas. Las cifras evidencian cuan crítica es la cantidad de agua disponible para consumo humano y, son más preocupantes, si se considera el crecimiento demográfico, la contaminación de las fuentes hídricas y el calentamiento global.

 

“Las presiones sobre el sistema hidrológico continental aumentan al ritmo del crecimiento demográfico y del desarrollo económico y se plantean graves retos frente a la falta progresiva de agua y a su contaminación. A mediados del presente siglo 7.000 millones de personas en 60 países sufrirán escasez de agua, en el peor de los casos, y en el mejor se tratará de 2.000 millones de personas en 48 países”

 

“Asumiendo que un litro de aguas residuales contamina ocho litros de agua dulce, la carga mundial de contaminación puede ascender actualmente a 12.000 kilómetros cúbicos”

 

“Las estimaciones recientes sugieren que el cambio climático será responsable de alrededor del 20% de incremento de la escasez global del agua”.

 

DESAFIOS A ENFRENTAR

1. Satisfacer las necesidades humanas básicas: Los padecimientos relacionados con el agua son la causa más común de enfermedades y de muerte en el mundo. Los niñ@s y los excluidos son las poblaciones más afectadas en los países en desarrollo.

Para el 2000, la tasa de mortalidad estimada  por enfermedades relacionadas con la falta de saneamiento del agua ascendía a 2.213.000 personas.

La tasas más altas de mortalidad y morbilidad relativas al agua son de niños/as menores de cinco años, lo cual es una tragedia, por que la mayoría de estas enfermedades son prevenibles.

Hoy 1.100 millones de personas no poseen instalaciones para el abastecimiento de agua y 2.400 millones carecen de sistemas de saneamiento

One-fourth of the world’s population has no access to clean water, which leads to the deaths of at least 34,000 people a year.The U.N. has warned that unless drastic measures are taken, within the next 20 years, 1.8 billion people will live in countries or regions that suffer severe water shortages.

2. Proteger los ecosistemas en bien de la Población y del planeta: Disminuciones en la cantidad y calidad de las aguas tienen un efecto destructivo sobre los ecosistemas. Es así como sí  la capacidad natural de absorción y autolimpieza del medio ambiente se sobrepasa el agua dulce disponible disminuye, la biodiversidad se ve amenazada y con ello toda la cadena alimentaria. Acciones humanas como el crecimiento demográfico,  la expansión de patrones de consumo, el desarrollo de infraestructura, como presas etc,  la conversión de tierras, el exceso de explotación de tierras, la introducción de especies exóticas y las descargas de contaminantes en agua, tierra o aire tienen efectos negativos y ponen en peligro la vida de los ecosistemas y con ello la vida humana. Adicionalmente el deterioro de los ecosistemas tiene un impacto sinérgico  sobre posibles desastres naturales. Restaurar y conservar ecosistemas deteriorados tiene altísimos costos económicos.

3. Ciudades: necesidades divergentes del entorno urbano: Los cálculos estiman que el 48% de la población mundial vive hoy en pueblos y ciudades. Se calcula que para el 2030, ascenderá al 60%. Las problemáticas de la gestión del agua en las ciudades tiene que ver con la desarticulación de la planeación ciudadana entre el suministro de agua tanto domestica e industrial, el control de la contaminación, el tratamiento de aguas residuales, el manejo del caudal pluviométrico, la prevención de las inundaciones, el uso sostenible de los recursos hídricos y la administración concertada cuando se comparten cuencas de un río o fuentes subterráneas.

4. Asegurar el suministro de alimentos para la población mundial: Hoy la agricultura que incluye cultivos, piscicultura y silvicultura como fuente principal de abastecimiento de alimentos, para la población mundial que asciende a 6.000 millones de personas, exige un manejo sistemático, dado que la agricultura no controlada solo podría alimentar a unos 500 millones de personas. Para producir las 2.800 calorías por persona diariamente se necesitan en promedio 1000 metros cúbicos de agua.

 “777 millones de personas sufren de subalimentación en los países en desarrollo y no es probable que esta situación pueda reducirse a la mitad antes del 2030.”

Los agroquímicos,  fertilizantes y pesticidas son la causa principal de contaminación del agua y los nutrientes de los abonos están generando problemas de eutroficación de las aguas superficiales de todo el mundo

El riego consume hoy el 70% del insumo total de agua, cifra que aumentará en 14%  para el 2030 dado que la zona de regadío aumentará en un 20%.

 

5. Promover una industria más limpia en beneficio de todos: El consumo industrial del agua se incrementa de acuerdo con el nivel de ingresos de un país. Hay países de ingresos medios y bajos que consumen el 10% y países con ingresos elevados que consumen hasta el 59%.

Los indicadores para evaluar el efecto contaminante de la industria no son lo suficientemente confiables, sin embargo lo que es claro es que el agua la utiliza la industria o bien para lavar, refrigerar etc., y sus vertimientos a los sistemas locales sin previo tratamiento generan una amenaza tanto para las aguas superficiales como subterráneas.

6. Utilizar la energía para cubrir las necesidades del desarrollo: La energía hidráulica es una de las fuentes más importantes de  abastecimiento de energía, para muchos países. Los usos más importantes tienen que ver con producción de fluido eléctrico y en la refrigeración de centrales térmicas de energía eléctrica. Desde el punto de vista de la problemática la energía como elemento central del desarrollo sostenible de los países no se distribuye equitativamente. Aproximadamente 2.000 millones de personas carecen de energía, 1.000 millones dependen del uso de baterías de pila seca, velas o queroseno y 2.500 millones de personas de personas en países en desarrollo tienen un acceso reducido a servicios de electricidad comercial. Los países en desarrollo aprovechan el 70% de su potencial eléctrico mientras que los países en desarrollo este aprovechamiento no alcanza el 15%

7. Reducir los riesgos y hacer frente a la incertidumbre: Las víctimas de desastres naturales incrementaron  de 147 a 211 millones por año entre 1991 y 2000. Durante este mismo período se contabilizan 2.557 desastres naturales en los que murieron más de 665.000 personas y más del 90% tuvieron que ver con agua. En relación con el tipo de desastres naturales relacionados con el agua el 50% fueron inundaciones, el 28% epidemias relacionadas con el recurso, 11% sequías, 9% desprendimientos de tierras y avalanchas y el 2% restante hambrunas. Estos desastres naturales se distribuyeron en el mundo, de la siguiente manera: en Asia el 35%,  en África 29%, en Américas 20%, en Europa 13% y en Oceanía 3% .

8. Compartir el agua: definir el interés común

9. Identificar y valorar las múltiples facetas del agua.

10. Asegurar la difusión de los conocimientos básicos: una responsabilidad colectiva

11. Administrar el agua de modo responsable para asegurar un desarrollo sostenible. “La crisis del agua es esencialmente una crisis de gestión de los asuntos públicos o en otras palabras de gobernabilidad”. Desde esta perspectiva las causas tienen que ver con instituciones inadecuadas en el sector del agua, la fragmentación de las estructuras institucionales porque son sectoriales o porque las estructuras de decisión están superpuestas o son contradictorias, la contradicción de intereses aguas arriba y aguas abajo, la transferencia ilícita de recursos públicos al sector privado y la imprevisibilidad en la aplicación de leyes reglamentos.

Frente al desafío de satisfacer la necesidades humanas básicas: La problemática requiere de una voluntad política férrea que posibilite gestiones para  ampliar coberturas de abastecimiento de agua con calidad y de saneamiento básico, una educación masiva para mejorar los hábitos saludables en lo que se refiere a higiene individual y familiar, campañas informativas sobre la importancia de usar el suero de rehidratación oral, el uso de mosquiteros con impregnación de insecticidas, y la movilización de las comunidades para mejorar la infraestructura de abastecimiento de agua potable, conocer posibles fuentes de contaminación y usar prácticas de mantenimiento de depósitos de agua segura.

Frente al desafío que surge de la creciente urbanización: Las problemáticas en torno a este tema exigen una gestión integral soportada en  una sólida voluntad política que reglamente de manera  razonable la urbanización y el loteo, que controle el crecimiento industrial y de viviendas, el control de las extracciones de agua y de los vertimientos contaminantes, el manejo sostenible de las cuencas, que fortalezca el poder local para que el suministro y saneamiento de sus aguas para que no causen perturbaciones en otras partes del sistema Frente al desafío que significa hacer compatibles los distintos usos del agua, incluido su uso agrícola: La reforma que exige este desafío tiene que ver con la gestión de agua de  regadío a fin de lograr una más equitativa distribución entre los interesados y una mayor eficiencia del uso. Este proceso implica cambios estructurales y gerenciales y el  fortalecimiento de asociaciones de usuarios como veedores.

Frente al desafío que significa el agua como riesgo y como causa de catástrofes naturales: La inversión para atenuar el riesgo es hoy necesaria dado que los países que se adaptan a las conmociones causadas por el agua  obtienen ventajas económicas elevadas. La gestión del riesgo implica evaluación, medidas tanto estructurales como no estructurales para atenuarlos y participación en el riesgo a través de programas seguros. Entre las medidas de mitigación del riesgo están el cambio de prácticas en el uso de las tierras, planes de seguros de las cosechas, construcción de embalses, fortalecimiento de la seguridad a nivel local y familiar e inclusive reubicación de poblaciones en riesgo, y gestión de las sequías con base en la información hoy predecible sobre cambios climáticos.

Frente al desafío que plantean las poblaciones en especial estado de vulnerabilidad: Es claro que en materia de instrumentos económicos para la asignación del agua deben considerarse las poblaciones más vulnerables: niños, grupos poblacionales más excluidos y el medio ambiente. En el informe se afirma que si bien es “necesario implicar al sector privado en la gestión de los recursos hídricos, debería ser en calidad de catalizador financiero y no como una condición previa para el desarrollo del proyecto. Puesto que la valoración del agua incluye prioridades sociales y ambientales, así como la recuperación de gastos, el control de los activosdebería permanecer en manos de los gobiernos y de los usuarios.

«The case of Uruguay is unique in the world, and that’s why we came. Not to give advice, but to exchange experiences,» she stressed. In a referendum last year, 64.7 percent of Uruguayan voters came out in favour of introducing a constitutional amendment which states that «water is a natural resource essential to life» and that access to piped water and sanitation services are «fundamental human rights». The constitutional reform also defined water as a public good and guaranteed civil society participation at every level of management of the country’s water resources.
In addition, the new clause established that piped water will be supplied «exclusively and directly by state-owned legal entities», and that concessions to private firms would be cancelled.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.