Se salvó el Código de Infancia en la Cámara

La parlamentaria Ángela Robledo, logró que los derechos de los menores de edad reconocidos en el Código de Infancia y Adolescencia se mantuvieran. El Proyecto de Ley de Seguridad y Convivencia (160 de 2010 Cámara) proponía que a los menores de edad que cometieran homicidio (doloso), secuestro, extorsión y delitos sexuales, se les incrementara la pena mínima de privación de la libertad pasando de 2 a 5 años y la pena máxima de 8 a 10 años. No sobra aclarar que los adolescentes menores de 18 años son responsables penalmente a través del Código de Infancia que establece un enfoque diferencial desde la justicia restaurativa.

Se aprobó que los adolescentes en conflicto con la ley que sean encontrados culpables, no quedarán libres a los 21 años, sino que tendrán que cumplir con la pena completa. De igual forma se incrementan las penas para los adultos que “utilicen” niños y adolescentes en la comisión de delitos.

“Esta tarde el Congreso de Colombia logró hacer respetar a los jóvenes como sujetos de derechos, como ciudadanos en formación y no como criminales en potencia. En un país donde al menos la mitad de niños y jóvenes no tienen oportunidades y la mayoría son víctimas de exclusión social y pobreza, pretender que el aumento de penas soluciona los problemas de seguridad y justicia es, por decir lo menos, inmoral. Hoy la plenaria de la Cámara, a la luz de los argumentos, logró optar por medidas razonables y no por el clamor emotivo del populismo penal. Fue una decisión garante de los derechos y en contra de la impunidad”, dijo Ángela Robledo, Representante a  la Cámara del Partido Verde

No incrementar estas penas implica respetar el Código de Infancia y Adolescencia, admitir los resultados empíricos que demuestran que el aumento de penas no incide en la disminución de delito. Este logro permite que ganemos todos, dijo Robledo, quien aseguró que con la decisión “Ganan los jóvenes, la justicia la sociedad colombiana y el Estado. Además de que el país se mantenga en el espíritu garantista logrado en el 2006 en el Congreso de la República, mediante la expedición de la Ley de Infancia”.

La parlamentaria verde explicó que “ganan los jóvenes quienes tendrán oportunidad de cumplir con sanciones que permitan reconstruir sus proyectos de vida. Gana la justicia que tendrá que ser más eficaz con un sistema de responsabilidad penal que opere y asuma un  sistema diferencial. Gana el Estado porque tiene el reto de enfrentar la ilegalidad no sólo desde la represión (necesaria pero no suficiente), sino desde la prevención del delito, el fortalecimiento judicial, la pedagogía y el cambio cultural. Gana la sociedad quien tiene una nueva oportunidad de repensar la situación de nuestros jóvenes para no olvidarnos de ellos y luego pasarles cuenta de cobro por nuestros olvidos”.

Robledo hizo una enérgica defensa del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (SRPA) y logró la aprobación de una comisión de seguimiento y evaluación del SRPA, dado que éste no está operando de manera eficiente. Esta comisión tendrá la responsabilidad de proponer modificaciones que sean pertinentes y respondan al espíritu resocializador del Código de Infancia, en un plazo no mayor a seis meses.

Angela Robledo aseguró que después de un trabajo de casi un año y del debate y la deliberación se llegó a un acuerdo entre el gobierno, a través del Ministerio del Interior, la Alianza por la Niñez, Unicef y la Procuraduría General de la Nación, entre otras entidades y organizaciones en defensa de los derechos de la infancia, para mantener un articulado garante y justo.

Las proposiciones de la Representante Ángela Robledo, recibieron el apoyo de  101 congresistas y un respaldo contundente de los representantes Ángel Custodio Cabrera (Partido de la U), Germán Navas (PDA) y Simón Gaviria (Partido Liberal).  

Este texto irá a conciliación de Senado y Cámara y luego a sanción presidencial.

¿Quién dijo que todo está perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *