Por tercera vez el Congreso cita al Gobierno de duque a responder por asesinatos de líderes y lideresas.

Bogotá, D.C., Septiembre 27 de 2020. Por tercera vez en lo que va corrido del presente cuatrenio legislativo en la Cámara de Representantes, el Gobierno del Presidente Iván Duque, tendrá que responder en un debate de control político por la situación de líderes sociales, defensores de derechos y personas en proceso de reincorporación, sin que a la fecha se haya visto una disminución en las cifras de asesinatos, ni políticas claras para la protección de las y los líderes afectados.

El debate se llevará a cabo el próximo miércoles 30 de octubre a partir de las 2  de la tarde y fue citado por los congresistas de la bancada de oposición de la Cámara baja, entre ellos, las Representantes Ángela María Robledo, María José Pizarro, Katherine Miranda y los parlamentarios León Freddy Muñoz Lopera, Luis Alberto Albán y Omar de Jesús Restrepo.

Dentro de los funcionarios que en esta oportunidad deberán responder por la crítica situación que enfrentan hoy día los líderes y lideresas sociales, se encuentran la Ministra del Interior, Alicia Arango, el Ministro de Defensa Nacional, Carlos Holmes Trujillo y el Ministro del Medio Ambiente, Ricardo José Lozano.

Igualmente fue invitado en su carácter de presidente de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, el actual mandatario Iván Duque Márquez, el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, el Defensor del Pueblo, Carlos Ernesto Camargo Assis, el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, el Alto Consejero para la Estabilización y la Consolidación José Emilio Archila y la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Juliette de Riveroi.

Las y los congresistas citantes esperan que en esta oportunidad respondan en concreto por las medidas que han tomado para prevenir los asesinatos y las masacres ocurridas en los últimos días, que se han exacerbado a causa de la guerra contra el narcotráfico basada en la aspersión aérea con glifosato y el incumplimiento de las medidas pactadas en el Acuerdo Final de Paz.