Palabras de Angela Robledo en el Congreso Nacional del Partido Verde

Hoy es un día especial para el planeta, es el día en el que el sol está más cerca de la tierra. Es  también un día muy especial para nuestro Partido. Esperamos que el sol, estando más cerca de la tierra pueda darle brillo y fuerza a nuestro girasol. 

Todos y todas tenemos la responsabilidad histórica de sacar adelante este partido y hacer de la política una obra de arte, alejarla del todo vale, de la politiquería, de los personalismos, de los amiguismos. Es un momento para la transformación, para construir un ejercicio democrático que nos lleve a aportarle al país la fuerza que necesita para la paz y el postconflicto, para transitar del dolor a la dignidad, para la reconciliación, para el cierre de las brechas sociales y la pobreza, para derrotar la desigualdad  y para pensar en un planeta más sostenible.

Tengo el privilegio y la gran responsabilidad de hablar en nombre de las mujeres verdes, las mujeres que ponemos siempre nuestro empeño, dedicación y vida para sacar adelante todas las tareas que la vida exige. Es la hora de las mujeres y de los jóvenes.  Una mujer, Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, ayer desafió a la primera potencia mundial, al denunciar y rechazar las chuzadas de Estados Unidos en su país. Esa es la dignidad que tenemos que exhibir las mujeres en la política, ese es el nuevo ejercicio del poder, el poder para cambiar las condiciones de la gente, las injusticias, las violencias, hemos dicho que no podemos estar bien si millones viven mal. 

Las mujeres nos negamos a todos los fatalismos, a lo que ya no se puede, a lo que nos tocó vivir de esta manera,  las mujeres podemos tejer ojales con el viento, no como salvadoras del mundo, sino como dadoras y cuidadoras de vida, porque los antiguos modelos están desgastados. La cultura patriarcal nos ha negado, nos encerró, nos quiso llenar de miedo, pero la historia está llena de biografías de miles de heroínas cotidianas que tejen sus relaciones a partir del afecto, del cuidado, de la confianza y que han logrado derrotar los odios y las venganzas.

Hace cuatro años Opción Centro nos abrió las puertas para una alternativa verde, hoy queremos que esta puerta continúe abierta para una apuesta multicolor, democrática, sólida, transparente para decir como aprendimos con  Antanas que no todo vale, que la vida es sagrada y que si lo soñamos, lo logramos. 

Convoco a las mujeres, a los jóvenes, a los hombres sensibles, a las nuevas generaciones, a las soñadoras y  soñadores de esta país, a que cambiemos hoy la historia y el destino de esta Colombia que se ha repartido entre las familias de los poderosos, plagadas de mafias y narcotráfico, convoco a nuestro Partido a que hagamos la diferencia porque hoy el presente y futuro de esta Colombia es nuestro! 

ANGELA ROBLEDO

REPRESENTANTE A LA CÁMARA 

PARTIDO VERDE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *