Niños indígenas que mueren de hambre piden ser semilla para el futuro

Niños indígenas que mueren de hambre piden ser semilla para el futuro

Bogotá, septiembre 30 de 2015

En Colombia los niños son los más pobres entre los pobres con indicadores sociales casi todos en rojo, pero son los niños indígenas quienes llevan la peor parte, al punto que sus pueblos están al borde del exterminio a causa de la falta de agua, de enfermedades evitables y prevenibles, pero sobre todo por hambre.

Por ejemplo, en La Guajira 70% de la población vive en pobreza y 1 de cada 3 personas sobrevive a la indigencia. El 27% de la población tiene desnutrición crónica y los indicadores de necesidades básicas insatisfechas (NBI) son casi del 100% en la mayoría de sus municipios. Según el DANE la cobertura de alcantarillado no alcanza ni siquiera al 8% y 90% de la población no cuenta con agua potable. La tasa de mortalidad materna de la región, triplica la tasa nacional, de acuerdo con datos del Ministerio de Salud.

En general, la desnutrición de los niños indígenas es más del doble (7,5%) que la de los niños en el resto del país y los departamentos que presentan indicadores altos de desnutrición, son regiones donde se concentra mayor población de niños indígenas: La Guajira (11%), Magdalena (6,8%), Chocó (6,3%) y Amazonas (5,8%). Datos de la Encuesta Nacional de Nutrición en Colombia (ENSIN 2010).

En Manaure, por ejemplo, la prevalencia de anemia está en 82%, lo que duplica el promedio nacional. Cifras de Unicef (2010) muestran que la existencia de desnutrición crónica de niños y niñas indígenas de 0 a 59 meses es del 73%; mientras el promedio nacional esta en 8%, o sea nueve veces más alta.

“Esta dolorosa e infame situación de los niños indígenas la hemos denunciado innumerables veces mientras que más de 4.125 niños han muerto de física hambre y de enfermedades relacionadas con bajo peso, desnutrición y falta de agua potable, en los últimos seis años. Hoy 37.000 niños y niñas wayúu están en riesgo de muerte por las mismas causas y no pasa nada!”, dijo Ángela Robledo, representante a la Cámara del Partido Alianza Verde.

Por su parte el senador Luis Evelis Andrade afirmó que: “Llamamos la atención del gobierno nacional y en especial del Insituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), de los ministerios de Vivienda, Salud y Educación para que se implementen políticas públicas urgentes y necesarias para la sobreviviencia de nuestros pueblos indígenas patrimonio de la humanidad”.

Estas y otras problemáticas que sufren los niños indígenas se discutirán el próximo jueves 1 de octubre de 8 a.m. a 5 p.m. en el salón Luis Guillermo Vélez del Congreso de la República. Primer coloquio de niñez indígena dulce semilla que teje futuro, convocado por los congresistas Ángela Robledo y Luis Evelis Andrade y la ONIC.

En Colombia 3,43% de la población es indígena, o sea 1.392.623 personas de las cuales el 46% son menores de edad que sobreviven a condiciones infrahumanas: 70% sufre desnutrición crónica, 63% vive en pobreza estructural, 47,6% debajo de la línea de miseria y el analfabetismo alcanza el 44%.

PRENSA 3202343806 MARGARITA SARMIENTO

INSCRIPCIONES AQUÍ

Invitacion_1erColoquio_NinÞez_Indigena_OK copia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.