La violencia económica se suma a las violencias contra las mujeres: Ángela Robledo

Bogotá, noviembre 25 de 2014

La representante a la Cámara y Copresidenta de la Comisión de Paz, Ángela Robledo dijo que “en Colombia mientras se conoce que las cifras de violencia física y feminicidio crecen a pasos agigantados, pues en lo que va corrido del año más de 637 mujeres han sido asesinadas de forma violenta, otra violencia más sutil pero no menos importante sigue tomando fuerza y es la violencia económica”.

“Diariamente las mujeres aportan a este país, sólo por trabajo doméstico no remunerado, 0,25 billones, es decir, 250 mil millones de pesos. Ningún sector de la economía tiene este peso en el crecimiento del país: 19% de las cuentas nacionales”, dijo la congresista de la Alianza Verde.  

Se conoce que el 90% de las mujeres colombianas trabajan 6 horas al día en labores domésticas no remuneradas y ese trabajo sustenta la sociedad, sustenta el PIB pues aporta más de 120 billones de pesos anualmente

“Mientras el país crece económicamente, esta productividad ha logrado incrementar la brecha de género en la informalidad laboral. De 2001 a 2013 el país pasó de un crecimiento del PIB de 1,7% a 4,3% y, en ese mismo periodo, la brecha de género de la informalidad creció del 5% al 15%”, aseguró la representante Ángela Robledo.

Se conoce que las mujeres ganan 20% menos, teniendo formación académica idéntica a la de los hombres y en cargos similares; sin contar que el desempleo de las mujeres es 4 puntos porcentuales mayor que el de los hombres: 11,3% vs 7%.

Según datos de la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo del DANE, la proporción de mujeres que hacen trabajo doméstico no remunerado es un 43% más alto que la de los hombres. Mientras las mujeres, dedican 6 horas diarias a este trabajo, los pocos hombres que hacen este trabajo dedican 1:50 minutos. 72% de mujeres suministran alimentos, mientras que sólo el 22% hombres hace esta actividad. Ni siquiera el 10 % de hombres hacen mantenimiento de vestuario y el 40% de mujeres hace esta labor, la brecha es del 300%. Una de cada cuatro mujeres se dedica al cuidado físico y ni siquiera el 5% de hombres hace esta actividad. La brecha es del 475%.

La congresista Ángela Robledo dijo  que  “urge reivindicar el papel de las mujeres en el sostenimiento y cuidado de la vida, del hogar, de la sociedad y el tejido social. Sin ellas la paz y la democracia no van”.

Finalmente, Angela Robledo afirmó que “modificar los roles al interior del hogar es una tarea fundamentalmente política, una tarea que busca garantizar realmente una democracia donde la paridad sea la norma y no la exclusión. Mujeres, trabajadoras domésticas, organizaciones de mujeres la tarea sigue y debemos enfrentar esta cultura que genera violencias y que no garantiza la voz de las mujeres”.

PRENSA: 3202343806 MARGARITA SARMIENTO

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *