La silla vacía del Procurador General

«La procuraduría no es redundante e inútil, con este procurador es sumamente peligrosa»: Rodrigo Uprimny

Con esta frase, culminó su presentación el profesor Uprimny, exmagistrado de la Corte Constitucional y Director de DeJusticia, en la audiencia pública que el pasado 1 de agosto realizamos con los representantes a la Cámara Wilson Arias, Iván Cepeda y Hernando Hernández: ¿Avanza la Procuraduría en la garantía de los derechos humanos en Colombia? a la cual fue citado el procurador General de la Nación Alejandro Ordóñez y el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora. Ninguno de los dos se presentó. Sus sillas permanecieron vacías.

La audiencia contó con la participación de alrededor de 500 personas y el apoyo decidido de 40 organizaciones: Casa de la Mujer, la Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres, la Ruta Pacífica de las Mujeres, Sisma Mujer, Alianza Colombiana por los derechos sexuales y reproductivos, Colombia Diversa, Animanaturalis Int, Asociación de Ateos y Agnósticos, Campaña Monseñor Procurador se equivocó de profesión, Campaña por Matrimonio Igualitario, Católicas por el Derecho a Decidir, Comisión Colombiana de Juristas, Consejo Consultivo de Mujeres, DeJusticia, Dosis de Personalidad, Mesa Mujeres y Economía, Mesa Nacional de Víctimas, Ni una Más- Rosa Elvira Cely, Red Nacional de Mujeres, Trans-populares, Trans-ser, Unión de Ciudadanas de Colombia, Viva la Ciudadanía, Women´s Link Worldwide, La colectiva, entre otras.

Es una lástima, pues aunque el procurador, la noche anterior respondió el cuestionario que habíamos enviado previamente, muchos de los interrogantes quedaron sin resolver.

Sobre derechos humanos y paz: «¿Por qué el procurador general de la Nación no promueve el proceso de paz que busca acabar esta guerra? ¿por qué no cumple y hace cumplir el artículo 22 de la Constitución referido al derecho y deber de vivir en un país en paz? ¿Por qué este anhelo y convicción de justicia radical no surgió cuando se estaba negociando, con los Paramilitares la ley de Justicia y Paz? Sabemos que en ese proceso ha primado el silencio por parte de la Procuraduría.

Sobre los mandatos Constitucionales: ¿Por qué el procurador general de la Nación promueve el incumplimiento por parte de instituciones médicas de la Sentencia C-355/06 que aprueba la Interrupción Voluntaria del Embarazo en tres casos ya conocidos? ¿por qué se niega a aceptar el matrimonio homosexual y amenaza a los jueces que formalicen esta unión, cuando la misma Corte y un fallo reciente del Consejo de Estado lo reconocen? Algunas de las personas que intervinieron en la audiencia, fueron reiterativas en que el procurador Ordóñez ha utilizado su investidura e ideas religiosas para desconocer las obligaciones que en dicha sentencia, se le establecen a la entidad que dirige.

Sobre la investigación a políticos: ¿Por qué la Procuraduría está empeñada en investigar a gobernadores como Sergio Fajardo quien ha destapado hechos de corrupción o en destituir alcaldes como Alonso Salazar quien denunció a Pérez candidato a la alcaldía de Medellín, por presuntos vínculos con grupos al margen de la ley? ¿Por qué destituyó de manera tan arbitraria a Guillermo Asprilla, Secretario de Gobierno de Bogotá? De otro lado ¿Por qué no ha investigado al exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos denunciado por presuntos actos de corrupción? ¿por qué no hay investigación contra el gobernador de la Guajira, Juan Francisco Gómez, denunciado formalmente por el homicidio de Yandra Brito y de Chachi Hernández y presuntamente vinculado al paramilitarismo?

Sobre actuaciones de la Policía: ¿Por qué no se pronuncia sobre el uso excesivo de la fuerza por parte del Esmad contra los campesinos en Catatumbo, denuncias que están siendo estudiadas por la Fiscalía General de la Nación? ¿Por qué no se pronuncia frente a la violación al derecho a la educación de más 18 mil niños y niñas en el sur de Bolívar y en Córdoba de 8.500? ¿Por qué el silencio frente a las denuncias que hemos hecho en nuestros debates de los casos de violencia sexual perpetrados por parte de las Fuerzas Armadas a niñas y adolescentes en Putumayo, Guaviare y Cauca?

La silla vacía a la manera del procurador deja claro qué tan importante son los derechos humanos para él y en el aire quedó otra pregunta ¿está cumpliendo la Procuraduría su mandato constitucional?

Columna para el periódico La Patria

http://www.lapatria.com/columnas/la-silla-vacia-del-procurador-general

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.