La realidad no se transforma, nosotras sí.

El Colectivo de Mujeres Trascendiendo de Buenos Aires Cauca, presentó el informe “Una realidad que no se transforma”, sobre las violencias contra las mujeres en su territorio.

Bogotá, 28 de enero de 2019.- Mujeres que han estado en medio del conflicto armado, que aún lloran sus muertos, que buscan desaparecidos, que han vivido violencias contra sus cuerpos y que aún se encuentran en situación de riesgo, junto con la Casa de la Mujer, presentaron ante diferentes organizaciones el informe “Una realidad que no se transforma: las violencias contra las mujeres en Buenos Aires, Cauca” realizado en el marco del proyecto «Mujeres afrodescendientes liderando la construcción de la paz en Colombia, estrategia local para la reconciliación y la paz territorial», apoyado por la OXFAM y la agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo (ACCD).

El informe expresa con cifras y testimonios que la realidad no se transforma porque continúan los imaginarios que naturalizan las violencias y porque “el Estado ha sido incapaz de garantizar las medidas efectivas de prevención, protección, sanción y garantías de no repetición para que puedan vivir libres de violencias”, agregando que en el conflicto se exacerban razón por la que ellas no han sido sujetos pasivos sino de resistencia, transformación, así como creadoras de “estrategias de protección que han desplegado para sí y para otras mujeres”.

En la presentación del informe, Deicy Patricia Carabalí, una de las lideresas de Mujeres Trascendiendo, narró cómo en su territorio fueron afectados por todos los actores armados del conflicto como guerrillas, paramilitares y militares: “la Farc estuvo allí y cometió todo tipo de delitos, pero luego fue la incursión paramilitar que llegó a arrasar contra todo el mundo, con vínculos con el Ejército y así fue como se rompieron los lazos con la institucionalidad”; señaló que con este informe quieren mostrarle al mundo que son “Violencia vs. Resistencia, porque nos volvemos a parar para reclamar derechos, a exigirlos y a contarlo a ustedes hoy, y mañana al mundo. Queremos llegarle a muchas mujeres a las que no hemos podido llegarles”.

La representante a la Cámara Ángela María Robledo de Colombia Humana, coautora -junto con el senador Iván Cepeda- de la Ley 1719 de 2014 para garantizar “el acceso a la justicia de las víctimas de violencia sexual, en especial cuando se da con ocasión del conflicto armado”, fue invitada al diálogo sobre el informe de las mujeres de Buenos Aires, junto con representantes de la Defensoría del Pueblo, la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer y de ONU Mujeres. Robledo, conmovida por los relatos de las mujeres, reconoció su fuerza para resistir y continuar, y refiriéndose al contramonumento Fragmentos, elaborado con las armas fundidas de la exguerrilla de las Farc que en el pasado dispararon en la guerra, expresó: “la obra de Doris Salcedo con las láminas que fueron fundidas por víctimas del conflicto, nos permite elaborar el duelo, la memoria y reconstruir la historia que nos recuerda que a fragmentos, poco a poco, estamos saliendo de la guerra hacia la Paz”.

Refiriéndose a la guerra, la parlamentaria indicó que “ha sido una máquina de victimización de la población civil, porque ya no es un encuentro entre combatientes sino que ponen a la población civil en el centro”; así mismo, explicó que la defensa de la implementación de los acuerdos de Paz es indispensable para no volver al pasado, como lo hacen las mujeres de Buenos Aires: “ustedes me conmueven porque empiezan con un oración, cuando llega la música se menean con ese cuerpo que en medio de tanto dolor puede decir ‘aquí estamos’, y yo digo ¡ahí está Colombia!” -y agregó: “respeto el nombre que le pusieron al informe, pero cuando las veía pensaba que ¡ustedes se han transformado!”.

Prensa
Margarita Velásquez
Cel: 3006115592