La paz no se decreta, se construye, dice Representante Angela Robledo

Importantes pronunciamientos sobre la paz hizo hoy Ángela Robledo, quien en su condición de integrante de la Comisión de Paz de la Cámara de Representantes, participa en el Foro Internacional Haciendo la Paz en Colombia que finaliza en Buenos Aires (Argentina)  y que reunió a políticos y activistas de la paz en América Latina.

La parlamentaria del Partido Verde dijo que “hay que poner fin al conflicto colombiano” y que esta tarea la tenemos que hacer entre todos con el liderazgo del presidente Santos.

Robledo se comprometió a trabajar desde el Congreso de Colombia y a través de una estrategia de pedagogía de la paz  en la búsqueda  de condiciones que faciliten procesos de paz para el país.

Estos son algunos apartes de su pronunciamiento: 

“Para lograr la paz es necesario promover el rechazo social y la censura moral al uso de la violencia, en particular en las prácticas políticas. La paz se construye, no se decreta para lo cual resulta necesario fortalecer el aparato de justicia, crear condiciones que hagan posible desarrollo regional con participación ciudadana y fomentar una profunda transformación cultural hacia la legalidad”.

“La legalidad democrática se fundamenta en el monopolio del Estado en la administración de la justicia, y en la consolidación del uso legítimo de la fuerza. No todo vale. El fin no justifica los medios. Por el contrario, es la legitimidad de los medios, su estricta sujeción a la Constitución y a las leyes, los que darán al Estado la fuerza política, la legitimidad, la confianza y el respaldo de la ciudadanía para poder construir una sociedad en donde la vida sea sagrada”.

El tratamiento que en una sociedad democrática pueden esperar las víctimas del prolongado conflicto interno armado se enmarca en una cultura de solidaridad y reconocimiento de la sociedad hacia quienes han sufrido la violencia en cualquiera de sus manifestaciones. La reparación a las víctimas no puede requerir su previo reconocimiento judicial. No podemos olvidar a las víctimas, para lo cual proponemos una agenda permanente de acciones simbólicas y materiales de reconocimiento y resarcimiento”

“Paulo VI señaló que la Justicia es el nuevo nombre de la Paz. Compartimos esa visión. Las políticas sociales destinadas a combatir la extrema inequidad social, característica sobresaliente y negativa del país, deben ser una bandera permanente para apuntalar la paz,erradicando así el caldo de cultivo de la violencia. Entre tales políticas cabe mencionar la destinada a solucionar el eterno problema de tierras, quizás el eje de reproducción de conflictos y violencias; las que hagan posible la generación de empleos estables en el campo y las ciudades; las que garanticen educación de calidad a todos los niveles, como medio de desarrollo del conocimiento y fundamento del empleo digno, y las que promuevan el respeto a las normas de convivencia ciudadana”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.