Missing image

Hay que pensar la política como poética, una práctica de libertad: Angela Robledo

El evento cuenta con la participación de unas 130 mujeres de Brasil, Bolivia, Ecuador, Perú, Honduras, Guatemala, República Dominicana, México y las alcaldesas de 99 municipios del país.   
  
“Propongo pensar la política más allá que en términos de gubernamentalidad o como prácticas, discursos, dispositivos de gobierno  que producen  la conducción de la conducta de otros, como  estatus de dominación  o  la conducción de la propia conducta, como  juegos de poder  y prácticas de sujeción. Hay que pensar la política como poética y práctica de libertad”, planteó Ángela Robledo en el panel “La gobernabilidad democrática y construcción de paz en perspectiva de género”.
 
La parlamentaria argumentó que para generar condiciones que incorporen la perspectiva de género en la institucionalidad pública en términos de construcción de paz es necesario convocar una tríada:  “1) prácticas de gobierno que busquen la conducción de los otros, y en muchos casos el consenso, 2)prácticas de resistencia que se opongan  de manera sistemática e irreflexiva  3)reconocer el amplio abanico de prácticas de grupos  y movimientos sociales cuyas formas de  intervención social,  son generalmente colectivas; de abajo a arriba, instituyentes, irreverentes, utópicas”.
 
Desde esa reflexión planteó que la paz no es únicamente la ausencia de conflicto sino de políticas públicas capaces de disminuir las brechas de inequidad y exclusión que han vivido históricamente las mujeres “la paz entendida no sólo como ausencia de conflicto armado  sino como democracia familiar y  libertad para las mujeres”.
 
La Representante del Partido Verde aseguró que pese a los avances que se puedan vislumbrar en el gobierno actual, aún no da cuenta de una institucionalidad para las mujeres que pueda cumplir con la transversalidad de las políticas dirigidas a ellas y tampoco existe en los proyectos centrales, como el de tierras y víctimas, reforma a la salud o la reforma  política, capítulos que puedan dar cuenta de políticas diferenciales de género. “Ni siquiera la ley de presupuesto que es una ley de garantía de derechos tiene perspectiva de género o por lo menos poblacional”. 
 
Robledo planteó que desde el Partido Verde se ha propuesto una institucionalidad para las mujeres: “Propusimos la creación del Ministerio de las Revoluciones Pacíficas y la Igualdad de Géneros, como una instancia que permita institucionalizar las políticas públicas  dirigidas a las mujeres e  impulsar procesos de  transformación cultural de referentes e imaginarios, concepciones de poder, relaciones entre privado-público, redistribución económica, de roles y reconocimiento social y político”.
 
La parlamentaria aseguró que pese a un reconocido grupo de mujeres en el gabinete de Santos “más mujeres no significa mayor perspectiva y sensibilidad de género”.
 
En el marco de su propuesta de pedagogía legislativa y política Robledo propuso “trabajar acciones políticas colectivas, abiertas, múltiples y diversas, acciones en clave de género que permitan visibilizar las asimetrías de poder, las exclusiones y los silenciamientos históricos de las mujeres y los grupos y poblaciones en mayor situación de vulnerabilidad”. Agregó que es necesario incidir en los micro poderes,  transformar la cultura y la ley para que ésta no someta sino para que “se convierta en un dispositivo de des-sujeción, de libertad”.
 
El encuentro está programado entre el 8 y 9 de noviembre en el Hotel Tequendama de 8 de la mañana a 6:30 de la tarde.