“EN BOGOTÁ LA VIDA ES SAGRADA”

Bogotá, D.C., Septiembre 10 de 2020. La Representante a la Cámara Ángela María Robledo, frente a los hechos de violencia ocurridos el día de ayer, 9 de septiembre, en el marco de las protestas por la muerte del abogado Javier Ordoñez el pasado martes luego de un procedimiento policial con pistola “taser”, hizo un vehemente llamado a la ciudadanía y a la fuerza pública a la no violencia.

“Rechazamos las acciones crueles y desproporcionadas de la Fuerza pública contra los manifestantes – en su mayoría jóvenes – que a esta hora dejan un saldo aproximado de 66 heridos y 10 fallecidos todos por arma de fuego, según la Alcaldesa Claudia López. Denunciar estos excesos de la policía es una obligación, porque son ellos los que constitucionalmente tienen que proteger la vida.”, manifestó la Congresista.

De igual manera, la legisladora rechazó la militarización de la ciudad como respuesta a la manifestación de la protesta social legítima, y a que la fuerza pública siga actuando desde la racionalidad del enemigo interno.

“Quiere graduarnos de politiqueros de la muerte el Ministro de Defensa cuando es él quien tiene que responder por lo ocurrido anoche en la ciudad de Bogotá. Es el Ministro quien ha permitido que las llamadas armas no letales sigan siendo parte del arsenal de la Policía Nacional en las distintas ciudades de Colombia. Cuando son ellos, los que han alentado la guerra, que es esa máquina de victimización, sangre, y odio que hoy de nuevo se asoma en el país” agregó

La Representante a la Cámara por la Colombia Humana, exigió una investigación pronta de los hechos ocurridos por parte de la Fiscalía General de la Nación, hasta dar con los verdaderos responsables de lo acaecido el día anterior y anunció que trabajará en el Congreso de la República por sacar adelante una reforma estructural del cuerpo de Policía Nacional.

“Es urgente realizar una reforma estructural a la Policía, para que ésta sea un cuerpo civil, garante de la vida, democrático y ajustado a protocolos de derechos humanos. También es urgente una revisión al Fuero Penal Militar porque flexibilizó las responsabilidades de las actuaciones del Ejército y la Policía que ha permitido que muchos de las acciones desmandadas sigan en la impunidad”

Finalmente hizo un llamado a la Alcaldesa de Bogotá, Claudia López para que de manera coherente y consistente fortalezca la apuesta en su plan de gobierno, por una Bogotá cuidadora.