Decálogo en defensa del derecho fundamental de la Colombia Humana a ejercer la oposición política.

1.

La Constitución consagra en su preámbulo, arts. 1 y 2 que el Estado debe asegurar un marco democrático y participativo que garantice un orden político justo, pluralista y el respeto de los ddhh de todas las personas. El CNE violaría estos fines esenciales del Estado.

2.

La CP garantiza la no discriminación en sus arts. 6 y 13, la libertad de expresar su pensamiento y opiniones en art. 20, la paz como derecho de obligatorio cumplimiento en art. 22. El CNE violentaría estas obligaciones estimulando la exclusión.

3.

La CP consagra art. 40 que todo ciudadano tiene derecho a participar en el control político y a constituir partidos, movimientos y agrupaciones políticas sin limitación alguna. El CNE pretende violentar estos derechos a 8mm de votantes, Gustavo Petro y ángela María Robledo.

4.

El 107 consagra el derecho a fundar, organizar y desarrollar partidos y movimientos políticos. El 108 establece la obligación del CNE de reconocer personería jurídica a estos y a grupos significativos de ciudadanos. El CNE vulneraría estas obligaciones y a actuar como bancada.

5.

Art. 112 de la CP consagra el Estatuto de la Oposición, al pretender desconocer el CNE los 8’040.449 de votos que conseguimos como Colombia Humana y principal fuerza de oposición, se vulnerarían la democracia y los derechos políticos de millones de personas.

6.

La Ley 1909 de 2018 indica que quienes ocupen las curules de Senado y Cámara al obtener segunda votación a la presidencia y vicepresidencia harán parte de la bancada de la misma organización política y cumplir con art. 6 de la ley. El CNE lo impediría.

7.

La Corte Constitucional en sentencia C-018 de 2018 establece que el candidato derrotado podrá integrarse a la bancada de su organización y ejercer la oposición política de manera que se “consolide en alternativa de poder”. El CNE negaría este mandato de la CC.

8.

Agrega la CC que en exposición de motivos del Acto Legislativo 02 de 2015 reconoce que para estimular el ejercicio de la oposición esta debe corresponder de forma natural a quien ha perdido la elección. El CNE pretende negar este derecho a la Colombia Humana.

9.

El CNE estaría violando el art. 265-6 de la CP que le obliga a velar “por el cumplimiento… de los derechos de la oposición y de las minorías”.

10.

El derecho a la oposición se reconoce como un “derecho autónomo fundamental” que “goza de especial protección por el Estado y las autoridades públicas” art. 3 ley 1909 de 2018.

(Apartado internacional) El CNE incumpliría el art 25 del Pacto Internacional de derechos civiles y políticos, violando el derecho de cada uno de los ciudadanos a participar en la dirección de los asuntos públicos de su país.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *