Cuerpos de mujeres: ¿territorios de guerras?

Desde lo más intimo y privado, pasando por los escenarios públicos hasta la guerra declarada, las mujeres siguen padeciendo los horrores de la discriminación, desde el poder y algunas prácticas culturales. La violencia contra las mujeres, quizás la violación a los derechos humanos más extendida actualmente, devasta vidas, fractura comunidades y detiene el desarrollo. Esta violencia adopta múltiples formas y actúa en muchos lugares: violencia doméstica en el hogar, abuso y violencia sexual contra las niñas en las casas,  escuelas, en los barrios, acoso sexual en el trabajo, violación a manos de esposos, familiares o desconocidos, en campos de refugiados o como táctica y botín de guerra.

El 70% de las mujeres en el mundo sufren violencia en el transcurso de sus vidas . La violencia contra las mujeres y las niñas constituye un problema de proporciones pandémicas y causa más muertes y discapacidades que el cáncer, la malaria, los accidentes de tráfico y la guerra juntos.

Solamente la violencia doméstica cuesta alrededor de 1,16 mil millones de US$ en Canadá y 5,8 mil millones de  US$ en los Estados Unidos. En Australia, la violencia contra las mujeres y los niños y las niñas tiene un costo estimado de 11,38 mil millones de US$ por año. 

En Colombia, un estudio del Departamento Nacional de Planeación (DNP), el BID y la Universidad de los Andes arrojó que los ingresos dejados de percibir por las mujeres a causa de la violencia, corresponden a 2.2% del PIB del país y se estima que los costos anuales totales por causa de la violencia intrafamiliar, pueden alcanzar el 4% del PIB anual.

Descargar texto anexo: diamujeres

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.