Constancia: Comité Pro-mejora Salarial pide cumplimiento de los acuerdos y exige respeto a la vida

Bogotá, Octubre 2 de 2013.

Empiezo esta constancia rechazando las amenazas que recibieron los integrantes del comité de la Universidad Nacional “Pro mejora salarial”. Ninguna persona bebe ser víctima de amenazas: la vida es sagrada.

El asunto del correo en el cual recibieron la amenaza decía: “Desocupados, recostados, pobres víctimas que le hacen creer a la opinión pública mentiras” y el contenido de la amenaza es: “SUJETOS SIN AMOR QUE NO TIENEN APRECIO Y BUSCAN LA ATENCIÓN DE UN PUBLICO FICTICIO Y VIRTUAL QUE NO LES AYUDA DE NADA. HACEN CREER QUE RESISTEN CON ESMERO Y VALOR PERO LA VERDAD ES QUE SON SOLAMENTE 19 PERSONAS LAS QUE LOS OYEN PERO NO LOS ESCUCHAN PORQUE USTEDES SOLAMENTE HACEN RUIDO.”

«todos ustedes morirán muy pronto”.

Es inaceptable este tipo de situaciones. Expreso mi solidaridad profunda hacía los trabajadores que estaban exigiendo una remuneración salarial justa y el cumplimiento de acuerdos que habían sido desconocidos por la Rectoría de la UN y el Gobierno Nacional.

Por donde se vea la Universidad Nacional de Colombia parece ser el punto más olvidado de este gobierno. Desde su infraestructura, su financiación, su gobernabilidad, sus predios que pretenden ser cedidos al empresario Luis Carlos sarmiento Angulo, su apoyo a los trabajadores y trabajadoras y su apuesta a construir un sueño de país desde la universidad pública y no desde el ministerio de defensa y los territorios mineros.

La actual administración de la Universidad Nacional de Colombia y el Consejo Superior de la Universidad, luego de incumplir los convenios suscritos con los trabajadores en los últimos 11 meses, llegaron a un nuevo acuerdo la semana pasada.

¿Los empleados y empleadas de la UN qué exigían?:

Cumplimiento del acuerdo suscrito el 18 de marzo de 2013 que busca un ajuste salarial para más de 2.500 trabajadores universitarios y el fortalecimiento de la carrera administrativa.

Trámite de la propuesta de Mejora Salarial. A pesar de contar ya con los estudios de los expertos – solicitados por las directivas de la Universidad Nacional y que en principio no reconocieron-, ha faltado la voluntad expresa de la dirección universitaria por hacer las gestiones necesarias ante los entes de Gobierno, para que la propuesta de mejora salarial de los trabajadores sea incluida en la vigencia fiscal de 2014.

Recuperación de los cargos de carrera administrativa

Acuerdo de No Represalias.

Mediante esta constancia convoco a las directivas de la Universidad a cumplir los acuerdos hechos el pasado 20 de septiembre de 2013. Considero que las razones de la protesta son legítimas, según los estudios realizados por los expertos contratados por el CID de la U.N., en el que se corrobora que los empleados tienen ingresos por debajo del promedio salarial de los empleados públicos de su misma categoría. Si la comparación se realiza con los empleados de la Procuraduría la brecha es aún mayor.

Ahora, la Universidad Nacional no es la única institución de educación superior pública que tiene razones para protestar. Hemos recibido la siguiente comunicación de la Asamblea General de Profesores de la Universidad Tecnológica de Pereira que fue enviada al Consejo Superior de la Universidad y que contiene las siguientes exigencias:

La salida del rector Luis Enrique Arango dado que ha tomado medidas arbitrarias contra estudiantes, docentes y personal administrativo, y por otro lado, ha contratado profesores con criterios confusos.

Ya en 2011, en el paro nacional estudiantil contra el proyecto de reforma de la Ley 30, sus contratos les fueron arbitraria y unilateralmente suspendidos y buena parte del costo económico corrió por cuenta de los funcionarios de contratación precaria.

La Asamblea General de profesores ponen en entredicho, en algunos de los recientes concursos para el ingreso de treinta (30) docentes de planta, la probidad en los procesos y la equidad en las garantías para todos los concursantes.

Por las anteriores razones se exige:

Evitar que se suspenda los contratos de los docentes transitorios y catedráticos así como los de los empleados administrativos y operativos de apoyo a la docencia, en caso de prolongarse el paro estudiantil.

Establecer una “Comisión de Verificación”, con participación de profesores y miembros de la administración, que haga una revisión detallada de los procesos de los concursos y recomiende los correctivos del caso.

Aprobar un mecanismo adecuado de veeduría, por parte de la organización sindical de los docentes, para todos los procesos de evaluación profesoral.

Establecer un diálogo franco y constructivo con los representantes de la asamblea estudiantil tendiente a encontrar soluciones a sus demandas y al restablecimiento de la normalidad de las actividades académicas.

Esta constancia es sólo una expresión de las miles de situaciones críticas que están padeciendo las Universidades Públicas y, en especial la Universidad Nacional de Colombia. Parece que los últimos gobiernos y de manera particular el de Santos quieren privatizar la UN, nuestra alma mater, quizás porque la educación para ellos no es el camino. Presidente si le apuesta a la paz, deberá apostarle a la formación de ciudadanos y ciudadanas, con universidades de calidad y no con escuelas de alta montaña-.

Espero poder hacer más denuncias en un próximo debate que haremos con Wilson Arias y Carlos Amaya, ojalá en esta plenaria si así lo deciden mis colegas.

Presidente Hernán Penagos, pido el favor que esta constancia la hagan llegar, a manera de derecho de petición, a la señora jefa de cartea María Fernanda Campo, Al Consejo Superior de la Universidad Nacional de Colombia y al Consejo Superior de la Universidad Tecnológica de Pereira con el fin de obtener respuestas a las exigencias acá mencionadas a la mayor brevedad posible.

Atentamente

Ángela María Robledo

Representante a la Cámara