Comunicación de Antanas Mockus, Angela Robledo, John Sudarsky y Liliana Caballero a la Dirección Nacional del Partido Verde

Bogotá, Abril 25 de 2011

Señores

Copresidentes y Miembros

DIRECCIÓN NACIONAL DEL PARTIDO VERDE

 

Apreciados compañeros:

De conformidad con la estrategia y el cronograma definidos para  la nominación de los candidatos y las candidatas de nuestro Partido a las próximas elecciones, hemos venido avanzando en el análisis de las situaciones políticas y electorales que se presentan en los distintos municipios, las ciudades capitales  y los departamentos del país.

Un aspecto central de la estrategia acordada es definir criterios comunes, acordes con nuestros principios y prioridades, para la eventual celebración de alianzas políticas con otros partidos o movimientos. Así lo señaló nuestro Copresidente Vocero, Lucho Garzón, quien solicitó, en comunicación del 10 de marzo, la elaboración de propuestas que pudieran servir de base para la discusión y la toma de decisiones sobre dichas alianzas: “Sugerimos que cada uno de nosotros (l@s 23 integrantes de la Dirección Nacional) escriba cuales deberían ser los principios y mecanismos para hacer posible una eventual alianza”.

Presentamos nuevamente nuestra propuesta, esta vez en forma de Resolución de la Dirección Nacional, para el debate, su consideración y decisión.

Para todos nosotros es claro que la posición de nuestro Partido en dichas alianzas dependerá, en gran medida, de la fortaleza del Partido Verde y de la calidad de nuestros  candidatos y candidatas. Como hemos dicho en reuniones de la Dirección, las alianzas deben ser necesarias y suficientes y compatibles con los principios éticos y con el proceso de fortalecimiento del Partido Verde en lo ideológico, lo programático y lo organizativo.

No podemos olvidar que nuestro Partido es una organización joven en pleno proceso de consolidación y que, además, promueve nuevas formas de hacer política que contribuyan a la construcción de soluciones institucionales, pacíficas, participativas y transparentes, a los muchos problemas que afectan a nuestro país. Recordemos que el Partido Verde es un proyecto colectivo en construcción que va mucho más allá de quienes somos sus actuales dirigentes. Sabemos que para desarrollarlo es preciso promover acciones colectivas que contribuyan a cambiar el rumbo de nuestras ciudades y regiones, y del país en su conjunto.

Los millares de jóvenes y adultos -hombres y mujeres-  que rompieron su apatía frente a la política y participaron  de manera innovadora, generosa y esperanzada en la pasada campaña electoral, reclaman con razón que nuestros candidatos y candidatas a los cargos de elección popular se mantengan fieles a los principios y a las propuestas programáticas del Partido Verde.

La ciudadanía, esa nueva ciudadanía a cuya formación estamos contribuyendo, exige una relación clara y transparente con sus dirigentes, con sus voceros y representantes. Solo así podremos reconstruir la confianza, tan menguada hoy en día, en nuestras instituciones,  en las autoridades y en la dirigencia política del país. 

Sin confianza entre los ciudadanos y ciudadanas, y de éstos en las instituciones, en  las autoridades gubernamentales y en los dirigentes políticos, es difícil que una sociedad pueda construir una visión de conjunto sobre sus problemas más apremiantes y logre aunar los esfuerzos requeridos para su superación. El carácter sagrado de la Vida y de los Recursos Públicos son preceptos válidos para la sociedad en su conjunto, por los cuales vale la pena seguir trabajando. Estos preceptos, respaldados por la ciudadanía, son una invitación a que cada uno de nosotros ponga lo mejor de sí en el proceso colectivo de construir un futuro mejor. No permitamos entonces que los adversarios de nuestro proyecto político obstaculicen la discusión que ya comenzamos, de manera enérgica sí, pero respetuosa y racionalmente argumentada. Avancemos, pues, en las definiciones políticas, con visión pragmática y sin claudicaciones de principios. Mantengamos la necesaria discreción en torno a nuestros acuerdos y desacuerdos hasta el momento en que podamos presentarle a la ciudadanía posiciones y decisiones claras frente a este y otros puntos de la campaña electoral que se avecina.

No permitamos que las urgencias electorales descarrilen y debiliten un proyecto político promisorio, que está contribuyendo a la renovación de nuestras costumbres políticas y a la consolidación de la democracia.

DESCARGUE AQUI EL PROYECTO DE RESOLUCION PRESENTADO AL PARTIDO VERDE 

Cordialmente,

ANTANAS MOCKUS

JOHN SUDARSKY

ÁNGELA MARÍA ROBLEDO

LILIANA CABALLERO

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.