Argumentos que presenta la senadora Liliana Rendón, son típicos de una cultura machista: Representante Angela Robledo

La parlamentaria Ángela María Robledo no está de acuerdo con la senadora Liliana Rendón. «Que le explique a 75 mil mujeres agredidas al año en Colombia por qué les pegan», pidió.

“Tener un cuerpo de mujer no significa necesariamente representar los intereses de la mujeres”, dijo la representante a la Cámara por el partido Verde, Ángela María Robledo en total desacuerdo con las opiniones de la senadora Liliana Rendón en el sentido que «las mujeres fregamos mucho.. provocamos reacciones», cuando se le preguntó por la agresión del técnico Hernán Darío Gómez a una mujer.

Con esta frase tan explicativa como contundente, en diálogo con El Heraldo, la parlamentaria Ángela María Robledo criticó a la senadora Liliana Rendón quien hoy es cuestionada por sus declaraciones en CM& en las que expresa que “las mujeres… nos queremos hacer las víctimas…somos manipuladoras”.

Robledo, una de las defensoras de los derechos de las mujeres, dijo que lo que hace la senadora Liliana Rendón “es simplemente repetir los argumentos que por años y décadas han dicho los hombres, las mujeres se merecen lo que tienen, merecen ser golpeadas, deben someterse, quién sabe en qué andarán cuando son violadas, quien sabe cómo estaban vestidas, qué estaban haciendo cuando se merecen un golpe”.

Añadió: “quisiera preguntarle a la senadora Rendón qué le diría a las cerca de 75 mil mujeres que al año son agredidas en Colombia, a las 6.120 mujeres que en un mes son agredidas o las 200 que son agredidas diariamente, me podría decir ella si provocaron a sus compañero, no aquí hay un tema de una cultura patriarcal, que a las mujeres ha buscado someter y explotar”.

Robledo sostuvo que “la posición de ella dista absolutamente que como mujeres de la bancada hemos denunciado y adelantado no solo en el tema del ‘Bolillo’ sino por la ausencia de política pública para erradicar todas las formas de violencia en Colombia”.

Se declaró decepcionada

“A veces uno se afianza en su saber para volverlo un argumento de poder”, dijo la ex decana de la facultad de Psicología de la Universidad Javeriana hoy congresista.

“Yo escuché la declaración completa de Liliana R
endón, soy psicóloga, y le quiero decir que no hay nada en la condición de las mujeres desde las cuales se pueda hablar que hay una celotipia natural en las mujeres y también hay una atribución a un argumento que la psicología clínica ha desvirtuado de manera categórica, no es verdad que haya una celotipia natural en las mujeres, la calidad de las interacciones entre hombres y mujeres son una construcción culturales con valoraciones, en determinados momentos”, indicó.

“La congresista, hablando de su condición de psicóloga, quienes hemos psicólogas y hemos formado psicólogos por años, nos hace sentir decepcionados con esa formulación que la psicología clínica ha desvirtuado, desde mucho de los enfoques, de corte dinámico, cognoscitivo y comportamental”, explicó a El Heraldo.

Campañas son importantes

La congresista Ángela María Robledo, en su condición de feminista, pero hincha del fútbol, le envió una carta abierta en la que le dice “Los actos tienen consecuencias. El remordimiento y la vergüenza que ha expresado son algunas de ellas, casi siempre presentes en la justificación de la violencia masculina contra las mujeres. También lo será la eventual responsabilidad penal que puedan establecer las autoridades competentes. Desde mi posición, quiero invitarlo a hacer de esta difícil experiencia personal una oportunidad para el aprendizaje y el cambio cultural”.

Dijo que ha estado hablando con organizaciones de mujeres para que los equipos de fútbol en Colombia, como lo hicieron equipos europeos, de sumarse a una campaña de jugarle limpio a las mujeres, “no más violencia contra ellas”.

“Soy feminista y de la línea de pedagogía legislativa, donde pienso que esto hay que volverlo oportunidades de reflexión y transformación en Colombia”, explicó, al término de una sesión en la Cámara en la que también habló del tema.

Indicó que “hay varias investigaciones de Medicina Legal, Profamilia que muestra las razones por las cuales las mujeres no denunciamos un hecho de violencia sexual o intrafamiliar es que creemos que las cosas pueden cambiar. Otra razón es el profundo miedo, porque muchas veces quien agrede es nuestro compañero, nuestro papa o porque no confiamos en la justicia”.

Robledo dijo que la tarea es seguir reivindicando nuestros derechos; también hay que “pensar la manera cómo los hombres son criados y educados, ellos a veces están siendo educados para la violencia, para un exposición de masculinidad excesiva y un ejercicio de la violencia en exceso y termina devolviéndose en una situación como esta”.

Los medios de comunicación, pidió Robledo, deben ayudar a que no se olvide la violencia contra la mujer y las formas en que se da, la física, económica, sexual, entre otras.

“Pienso que la pedagogía legislativa es fundamental y hay que recordarla en el trabajo con hombres y mujeres, para poco a poco en Colombia transformar la cultura, en nuestra feminidad y masculinidad”, dijo la congresista.

Sugirió tomar en nuestro país el fútbol como símbolo, como lo hizo Sudáfrica, para reconciliarnos. “De alguna manera podría depender de ‘Bolillo’, una figura pública que sabemos es un hombre complejo e impulsivo, pero que le puede devolver a él un espacio de reflexión para sus prácticas y formas de interacción que ayude a los hombres colombianos a no acudir a la violencia para obtener absolutamente nada de la mujeres”, expresó.

Sobre si debería someterse Gómez a un tratamiento psicológico para frenar su impulsividad dijo que tendrían que mandar a terapia a millones de hombres en Colombia. “Un país como el nuestro necesitaría una gran terapia colectiva para lidiar nuestros dolores y erradicar la violencia de las interacciones”.

Por Mónica Sáez Puerta
El Heraldo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *