Samuel ya se cayó, pero no dejemos que se caiga la ciudad.

Samuel Moreno se cayó hace rato frente a la ciudadanía y la opinión pública. Pero más allá de si el Alcalde pierde o no su puesto, lo importante es no dejar caer también a la ciudad. En los últimos años, durante las administraciones de los verdes Antanas Mockus, Lucho Garzón y Enrique Peñalosa, en Bogotá iniciamos un proceso sostenido de desarrollo, inclusión, respeto a la vida y cultura ciudadana que no podemos dejar que un grupo pequeño de corruptos y traficantes de contratos lo destruyan.

Hay que defender a Bogotá con la misma fuerza con la que defendimos el agua frente a los ataques de la guerrilla, con la misma energía con que defendemos la vida de los niños, niñas y jóvenes, la misma con la que exigimos claridad sobre cómo se están usando nuestros impuestos. Bogotá no le pertenece a los oportunistas y tampoco a ningún partido político; es de quienes habitamos en la ciudad, la amamos, la sufrimos y haremos lo necesario para que retome el rumbo.

Publicado en La Movida de La Silla Vacía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *