Relatora especial de Naciones Unidas sobre la violencia contra la mujer se reunió con congresistas y organizaciones de mujeres rurales

Bogotá, D.C., Septiembre 11 de 2010. Las congresistas Ángela María Robledo y Aída Avella sostuvieron hoy un diálogo con un grupo representativo de mujeres rurales y representantes de organizaciones de mujeres víctimas con la Relatora Especial Naciones Unidas sobre la Violencia contra la Mujer, Dubravka Šimonović a quien le dieron a conocer la crítica situación que enfrentan hoy las mujeres en Colombia dado el incremento de las violencias contra ellas y el aumento de crímenes de violencia sexual.

La reunión que fue convocada por las legisladoras se realizó al conocer que la violencia contra la mujer ha aumentado en el marco de la Pandemia por el COVID- 19, y se ha exacerbado por el regreso del conflicto armado en los territorios de la llamada Colombia profunda.

Una a una de las mujeres asistentes fueron exponiendo la situación que en la actualidad enfrentan en cada uno de sus territorios, Cauca, Guajira, Antioquia, Bogotá, entre otros, enmarcada sobre todo por la notoria discriminación étnica y de género que enfrentan en sus regiones.

Frente a este punto, varias de ellas manifestaron la necesidad de ser incluidas en los registros de víctimas de este flagelo, ya que usualmente las entidades encargadas, omiten los casos de las mujeres negras e indígenas, de tal manera que el subregistro es evidente en las cifras oficiales.

Según el Registro Nacional de Información para la Unidad de Víctimas, con corte a mayo del 2019, en Colombia 26.534 mujeres han sido víctimas de delitos contra la libertad y la integridad sexual en desarrollo del conflicto armado, de las cuales el 19 % son mujeres con pertenencia étnica negra, afrocolombiana, raizal y palenquera, y el 5 % son mujeres indígenas.

En el marco de la reunión, las Congresistas Ángela María Robledo y Aída Avella le solicitaron expresamente a la Relatora Especial Naciones Unidas sobre la Violencia contra la Mujer, Dubravka Šimonović, pedirle al Gobierno Colombiano poder ser invitada al país para conocer de viva voz, en una reunión más amplia con mujeres víctimas y con entidades del Gobierno, la situación que afrontan las mujeres en Colombia.

Igualmente, la Representante a la Cámara, Ángela María Robledo, le solicitó a la Relatora la necesidad en el caso Colombia de “realizar un seguimiento al tema de violencia sexual en especial, la ejercida por parte de la fuerza pública, con la intención de poder establecer si se trata de delitos de lesa humanidad, dado que investigaciones de contexto revelarían que existen patrones que así lo demuestran”

Por su parte, la Senadora Aída Avella, manifestó la importancia de que las mujeres sean escuchadas ante el incremento de las distintas violencias que afectan a las mujeres sobre todo en las regiones del país, “Consideramos muy importante evidenciar el incremento de esas violencias sobre las mujeres en este último tiempo desde que se declaró la pandemia del Covid 19 debido a que los factores generadores de esas violencias se multiplicaron y es importante que la relatora conozca sobre esta grave situación que afecta a la mujer colombiana”

Finalmente, las mujeres expresaron su preocupación por el regreso de la guerra a sus territorios, guerra que no quieren revivir ya que, para ellas, el proceso de paz había traído un poco tranquilidad y arropado la esperanza de la vida.