Convocatoria a la ciudadanía de la Mesa Nacional de Trabajo por el Pluralismo, los derechos políticos y la democracia

El pluralismo político en riesgo.

El pluralismo político es un mandato constitucional. Garantizarlo es una obligación de todas las autoridades públicas.

Existe el riesgo inminente de que el pluralismo político desaparezca. El acto legislativo No. 1 de 2009 establece que los partidos y movimientos políticos,  y los grupos significativos de ciudadanos que no logren una votación mayor al 3% de los votos para Senado o Cámara de Representantes, perderán su personería jurídica y la posibilidad de elegir congresistas.  Sujetar la  personería  de un partido o movimiento al logro de un umbral como el que se exige para el 2014, coarta el derecho a la participación política y desconoce varias convenciones y tratados internacionales sobre derechos humanos. 
 
Existen en curso iniciativas legislativas que, sumadas a algunas decisiones judiciales, restringen la posibilidad de la participación política. En particular, en las circunscripciones especiales indígenas. A lo anterior se suma un proyecto que elimina la curul de minorías políticas.  
 
Con ellas se favorece a la clase política tradicional y se fortalece su hegemonía; se castiga a agrupaciones nacidas de la Constitución de 1991, y, en la práctica, se suprime el pluralismo político y la alternancia con opciones reales de cambio. El resultado puede ser desolador: respetar las reglas de juego de la democracia, y no delinquir, o no haberse involucrado en procesos judiciales por vínculos con grupos armados ilegales, es camino seguro a la extinción política. Esta situación es aún más grave si se considera que el próximo Congreso tendrá la misión histórica de legislar para la paz. 
 
El gobierno nacional y su coalición deben garantizar el pluralismo político
 
Abogamos por el pluralismo para que la competencia política sea realmente democrática; para que las opciones independientes alternativas, las minorías y los movimientos sociales puedan acceder al poder del Estado; para que las distintas creencias religiosas y opciones de vida puedan sentirse realmente representadas.
Una sola alternativa de poder, una sola  alianza de gobierno, una única opción política o social, al margen de la diversidad y el pluralismo, un juego que se reduce a la disputa entre los mismos de siempre, no representa en su totalidad la voz del pueblo soberano, ni menos aún representa la diversidad de la sociedad colombiana. El pluralismo demanda una reforma política de verdad.
 
Por ello, frente a la perspectiva de volver al bipartidismo asfixiante del Frente Nacional y el silencio del Gobierno Nacional y de la coalición mayoritaria para garantizar el pluralismo en Colombia, los abajo firmantes conformamos la MESA NACIONAL DE TRABAJO POR EL PLURALISMO, LOS DERECHOS POLÍTICOS Y LA DEMOCRACIA. Llamamos a la ciudadanía a respaldar esta iniciativa.
 
Medidas urgentes para garantizar el pluralismo político
 
Exhortamos al gobierno del Presidente Juan Manuel Santos, y a las mayorías en el Congreso, para que en forma inmediata tomen las medidas necesarias que garanticen el pluralismo y la competencia electoral en condiciones de equidad. Entre ellas, las siguientes:
•Que los partidos y movimientos políticos minoritarios puedan inscribir listas de coalición al Congreso. En éstas podrían coincidir movimientos sociales y grupos significativos de ciudadanos, así como senadores y representantes disidentes de los partidos y movimientos minoritarios con representación en el Congreso.
•Que se examinen alternativas  tendientes a desvincular el umbral nacional a la obtención o mantenimiento de la personería jurídica, así como a  establecer medidas efectivas para resolver la  situación presentada de cara a las elecciones del 2014. 
•Que se mantengan y fortalezcan las circunscripciones de comunidades indígenas, los grupos étnicos y las minorías políticas en la Cámara de Representantes.
•Que se adopten medidas concertadas con las minorías para garantizar la transparencia e imparcialidad de las autoridades electorales y, en particular en el Consejo Nacional Electoral, órgano controlado por la coalición de gobierno, así como para garantizar su presencia en este órgano de control.
 
Convocamos a todos y todas a tomar parte activa de esta iniciativa, en defensa de los derechos políticos, y a promover una reforma democrática de la política que garantice la transparencia y el ejercicio efectivo del poder ciudadano.
Sin la coexistencia de diversas opciones ideológicas y políticas no es posible el Estado Social de Derecho, ni el pacto de toda la nación para alcanzar paz. 
 
Bogotá, 21 de mayo de 2013.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *